Y, ¿si midieras tu realización personal
por la cantidad de vidas que tocaste,
a lo largo de tu existencia?

En cada lugar en el que estuviste.
En cada oportunidad que tuviste.

Donde al mostrarte de manera auténtica y genuina,
esa persona te abrió puertas y ventanas de su vida
para compartirte un pedacito de ella.

Por más pequeña que fue esa acción o conversación,
no pasó desapercibida y sobre todo, nunca se olvidó.

Y, ¿si tomaras decisiones con base a
la posibilidad de tocar a la mayor cantidad de vidas?

Te puedo asegurar que has dejado huella en muchas de ellas.