En esta vida, tienes dos opciones:

Ser el monstruo al que tanto le temes.
Ese que se apodera de ti.
Ese que te hace vulnerable.
Ese que te quita la tranquilidad.

Ser el monstruo al que tanto le temen.
Ese que es indestructible.
Ese que no conoce de obstáculos.
Ese que puede contra todo.

¿Cuál escoges?