¿Cuántas veces se me ha hecho tan normal ver una notificación de mi mamá?

Ok
¿Estás bien?
¿Ya llegaste?
¿Dónde estás?
¿Vas a cenar aquí?
Contesta

Simples mensajes que parecen no tener mucho significado pues es muy común recibirlos. Ayer así fue, hoy también y ¿probablemente, mañana?

Se me olvida que ese simple hecho significa que está viva.
No reconozco que estoy viviendo un milagro por adelantado.

Va a llegar un día en el que no recibiré sus mensajes más y seguramente, daría cualquier cosa a cambio por alguno de ellos.

Sonreiré cada que vea una notificación de ti, mamá.