Muchas veces buscas inspiración y motivación de personas exitosas, famosas, reconocidas, realizadas, como quieras llamarles y es totalmente válido, pueden ser tus modelos a seguir por su camino trazado en cierta industria y te aconsejan desde su experiencia.

Sin embargo, ten muy presente que cada persona con la que te topas o convives es, en realidad, un maestro que te puede dejar lecciones de vida en una conversación o con una simple acción. Éstas pudiendo ser inmediatas o envueltas para ser abiertas después, cual regalo.

De ahora en adelante, haz más consciente cada momento que tienes con alguien más. Escucha más de lo que hablas. Observa cada detalle.
Nunca sabes cuándo puede llegar algo que te marque para siempre.