¿Me crees si te digo que
cautiva a más de uno,
que, probablemente,
somos varios a los que nos trae de cabeza,
que tú te ríes como si nada
y al resto nos mueves todo?

¿Me crees si te digo que
cura a más de uno,
que, indudablemente,
puedes sacar las penas y tristezas,
que tú te ríes sin buscarlo
y terminas encontrándonos paz?

¿Me crees si te digo que
el hombre que esté a tu lado
tendrá una difícil misión?
Pues,  
¿cómo haces reír más
a una mujer siempre risueña?